“Me llamó NACHO” y el antecedente “histórico” del escándalo en la elección de una Miss Paraguay

A propósito del escándalo de la elección de “Miss Universo Paraguay 2020”, tan mediatizado en los último días, muchos memoriosos recordaron, un escándalo similar pero acontecido en el año 1977, cuanto también de la nada surgió una Miss Paraguay, para representar al país, coincidentemente  en el concurso de “Miss Universo”.  Se trataba de una jovencita de apenas 16 años, designada por el entonces director de Turismo, Jorge Patricio Escobar, alias “Nacho”.

El 7 de julio de ese año el diario ABC Color publicó un extenso reportaje sobre la pintoresca designación “a dedo” de la nueva Miss Paraguay.

En dicha publicación apareció un suelto  en la mitad de la página con el título de: “Me llamó Nacho”, donde la adolescente designada Miss, con cierto desparpajo declaraba: “Me llamó Nacho (refiriéndose al titular de la Dirección General de Turismo, doctor Jorge Patricio Escobar) y…. no dudé un instante, y aquí me ve, ya lista para viajar y representar a nuestro país en el concurso de Miss Universo”.

Desde entonces se popularizó la expresión en sorna “ME LLAMÓ NACHO”  para hacer referencia a cualquier cuestión, donde “todo ya está cocinado”.

A continuación se transcribe íntegramente la publicación del diario ABC Color del 7 de Julio de 1977, sobre la peculiar elección de la representación paraguaya. El escándalo y una niña, que posa en bikini, el viático que desapareció, la tía, la madre y la abuela metiches, de Miss Algodón a Miss Paraguay, una Miss con acné, y muchos otros elementos, que siguen demostrando que en Paraguay históricamente, la realidad supera ampliamente a la ficción:

Viajó ayer una cuestionada Miss Paraguay

“Surgió de pronto una improvisada reina de belleza  que representará a nuestro país en el concurso de Miss Universo que se realizará el 16 de este mes en Santo Domingo (Dominicana).

Se trata de María Leticia Zarza Perrier, de 16 años de edad, quien viajó ayer a la capital dominicana. Lo hizo con el título de Miss Paraguay. Sin embargo, Marithé Vaucher, electa reina nacional de belleza en diciembre pasado, afirmó que es ella Miss Paraguay y Leticia no podía ostentar ese título.

Además, Marithé, quien afirmó que no podía viajar por cuestiones familiares y por la falta de ayuda para hacerse de un vestuario adecuado, expresó que de no representar ella al país debería hacerlo la vice reina o una de las princesas.

El Dr. Jorge Patricio Escobar, director de Turismo, justificó la designación de Leticia señalando que es requisito para representar al país haber sido electa reina en un certamen nacional y la Zarza Perrier es ‘Reina nacional del verano’.

La situación no tiene precedentes en el país.

“Me llamó Nacho…”

Para develar el secreto por  el cual la joven María Leticia Zarza Perrier fue designada para representar a nuestro  país, ABC la entrevistó. A la pregunta de cómo fue su designación, respondió con cierto desparpajo:  “Me llamó Nacho (refiriéndose al titular de la Dirección General de Turismo, doctor Jorge Patricio Escobar) y…. no dudé un instante, y aquí me ve, ya lista para viajar y representar a nuestro país en el concurso de Miss Universo”.

María Leticia es una adolescente de 16 años cuyas medidas son 88-57-90,que en el curso de la charla hizo ademanes de niña mimada, quizá por sentirse “acorralada” por parientes y allegados, entre quienes se destacaba una tía que participaba en la conversación, en forma entrometida y prepotente, interrumpiendo, dando su opinión y obstaculizando constantemente lo que quiso ser un armonioso diálogo con la joven.

En un respiro que dio la tía, ABC le requirió detalles sobre la invitación que se le hizo para representar a nuestro país en el concurso y ella respondió: “El miércoles por la tarde recibí la llamada de Nacho, cerca de las 17 en Concepción, donde resido”.

Entre sus antecedentes, María Leticia ofrece como detalles sobresalientes el haber sido Reina de Basquetbol de su ciudad natal, Miss Verano 1976 y también Miss Algodón.

Es una joven de 1,68 metros de altura, que concurre al 5° curso del bachillerato en el colegio María Auxiliadora de Concepción. Ofrece aún en su rostro el acné característico de toda chica que, abandonando la niñez, ingresa en la adolescencia.

SU TIA, SU MADRE Y TAMBIÉN SU ABUELA

Al preguntársele cuándo habla obtenido el título de “Miss Paraguay” con el que la designó un matutino de esta capital, o si simplemente ella iba en representación de la señorita Marithé Vaucher, que es la que ostenta ese título, María Leticia no tuvo tiempo de responder, porque, casi al unísono, su tía, su madre y ahora también su abuela, contestaron “si va a representar a nuestro país en un concurso de tanta importancia, es porque tiene el título de Miss Paraguay”.

Para completar la respuesta, la tía afirmó: “Si el doctor Escobar dice que es Miss Paraguay, es porque es Miss Paraguay, y eso no se puede discutir”.

María Leticia lleva cuatro vestidos de gran soirée, conjuntos clásicos, mucha ropa sport y un traje típico de ñanduti, que le fue prestado por Marithé Vaucher, que estuvo presente durante la conversación. Además, dispondrá de 500 dólares para sus gastos.

“Miss Paraguay fue electa el 10 de diciembre pasado”

Marithé Vaucher, la actual reina nacional de belleza, se mostró molesta al enterarse que, de la noche a la mañana, como salida de la galera de un mago, había aparecido otra miss, que la sustituía. Y lo dijo sin tapujos…

“Yo no sé lo que el doctor Escobar quiere hacer o expresar a la opinión pública con sus elecciones —dijo airadamente Marithé, refiriéndose al Dr. Jorge Patricio Escobar, director general de Turismo—. El organizó un concurso donde debla elegirse a la reina nacional de belleza. Dicho concurso se realizó en San Bernardino el 10 de diciembre del año pasado. En la oportunidad, debían elegirse una reina y una vice reina”.

Sin disimular su ofuscación, Marithé prosiguió: “La reina electa, así como me explicaron a ml en la Dirección General de Turismo, sería la miss Paraguay oficial por el período 76-77, como venía aconteciendo en años anteriores. Esta vez el concurso se efectuó a puertas abiertas, bajo la decisión de veinte personas que integraron el jurado.  Fue una elección pública y yo resulté”.

Terminada la explicación, Marithé hizo una larga pausa para cobrar aire.

— Y qué opina de la designación de Leticia Zarza Perrier como Miss Paraguay?— preguntamos

— No es ella Miss Paraguay —fue su fulminante respuesta.

— Quién es entonces?

— La Miss Paraguay fue electa el 10 de diciembre 1976 en San Bernardino —dijo con decisión—. Pero como hay gente a la que no le conviene comprometerse con esta cuestión, pretende solucionar el problema alegando que Miss Paraguay no existe, como lo afirmó el doctor Escobar. A ml me habían dicho en la Dirección General de Turismo que yo quedaba como Miss Paraguay y oficializada cuando fui electa esa vez. Incluso en ese concurso no me explicó cómo Paraguay participa, dado que yo no puedo hacerlo. En este certamen no puede participar una chica que no haya sido nombrada como reina nacional de su país, que no tenga testigos como jurado, por ejemplo.

— Y por qué no asiste a este concurso de Miss Universo?

— Tengo problemas familiares. Aparte de esto, el 23 de junio pasado yo volví de Santo Domingo, donde también se habla realizado el concurso Miss Ambar del Mundo. Ese fue un concurso riguroso. En determinados días sólo llegamos a dormir dos horas. Yo llevé a Santo Domingo ocho trajes de noche y luego tuve que comprarme tres más, porque me faltaban, aparte de los trajes de sport y de coctel. Yo vine de vuelta a Asunción el 23 de junio y debla estar nuevamente en Santo Domingo el 2 de julio. Y eso iba a resultar imposible…

Marithé no paró ahÍ nomás. Tenía más cosas que decir y las dijo sin pelos en la lengua.

-Todo se debe —dijo la Vaucher— a la mala organización de la Dirección de Turismo. En los concursos de Miss Universo participan las reinas oficializadas e imagínense qué mal queda hacer participar a una chica que no tiene el título de Miss Paraguay en un concurso de Miss Universo!..

— Marithé no necesitaba nuevas preguntas. Ella se “cortaba” sola para seguir con sus razonamientos:

— Tampoco se justifica —expresó— hacer lo que se hizo, ya que para un caso como el que se presentó está la vice reina, y para el caso de que no pueda ir la vice reina están otras representantes de belleza. Yo, por mi parte, no podía volver al mismo país donde habla representado al Paraguay y tratar con !as mismas personas con los mismos trajes.

El sábado último hablé con el doctor Escobar y le informé que me iba a ser imposible participar, ya que no tenía la ayuda necesaria para vestirme. A mi criterio, y sin desmerecer a nadie, está bien que se envíe a una representante  de nuestro país, pero de ahí que le adjudiquen el título de Miss Paraguay, eso ya está mal, ya que es falso, pues es una representante, nada más. Está bien también que se haya reunido el Consejo de Turismo, pero debieron haber requerido mi autorización para despojarme públicamente del título que me corresponde.

Luego de una pausa, Marithé volvió a hablar de su conversación con el director de Turismo.

— Cuando le dije que no podía participar —contó— por la falta de vestuario adecuado y por no haberse arreglado los diversos detalles que hacen a la participación en un concurso, él me contesto: “Bueno, yo aquí justamente estoy viendo la posibilidad de que otra chica vaya en tu reemplazo, pero eso no indica la elección de una nueva Miss Paraguay.

— Sin embargo —la interrumpimos— los parientes de Leticia afirman que ella es Miss Paraguay.

— Pues se trata de una mala interpretación. Pienso que con la prepotencia nunca se consigue nada y esa gente es muy prepotente. Por eso será difícil hacerle entender que los papeles donde se invita a Miss Paraguay a participar del concurso vinieron desde Santo Domingo a mi nombre y que Leticia sólo va en mi reemplazo.

— Se había quejado de la poca ayuda que se le había dado por falta de rubro en la Dirección General de Turismo. Sin embargo, a Leticia le dieron 500 dólares ‘de viático’ ¿Cuál es su opinión?— preguntamos.

— Esto tiene una larga historia — contestó—. Cuando se hizo la elección, una fábrica de lanchas habla donado doscientos dólares para viáticos. Creo que la vice reina cobró lo que correspondía. A mí, en cambio, el señor Satragno, organizador del concurso, me dijo que no me podía dar más de cien dólares porque se habla extraviado el dinero. Cuando viajé la vez anterior, el doctor Escobar me había dicho que la Dirección de Turismo no tenía rubro para viáticos para mises. Ahora, sin embargo, a Leticia le han dado 500 dólares. Y a al final de nuestra conversación se refirió a quien la reemplazará en el concurso de Miss Universo.

— Considero —dijo— que todo está muy mal. Se corre el riesgo de que nuestra representante haga un papelón. No digo que participar en ese concurso sea una cuestión de experiencia, sino que, por lo menos, que quien vaya en nombre de nuestro país tenga la edad reglamentaria y una cultura un poco más elevada que la que tiene esta chica.

La versión de Turismo

El titular de la Dirección General de Turismo, Dr. Patricio Escobar Genes, consultado sobre las atribuciones que tiene el consejo de turismo para designar a las candidatas que representarán a Paraguay, dijo que el citado organismo, integrado por el sector público y privado, está plenamente facultado para el efecto.

“Por un decreto del Poder Ejecutivo — dijo el Dr. Escobar— se nos concedió la atribución de nombrar a las representantes de nuestro país ante concursos de esta naturaleza, siempre que las candidatas reúnan ciertos requisitos. Uno de ellos — prosiguió — es que haya sido electa reina en un certamen a nivel nacional, y ella es reina nacional de verano”.

Posteriormente explicó que el consejo ya hizo la designación el lunes pasado, pero prefirió mantenerla en secreto en vista de que la representatividad de la nombrada estaba condicionada a la llegada de los pasajes, que se produjo recién ayer (por anteayer) de tardecita, según dijo.

El Dr. Escobar explicó que ni Marithé ni Maria Leticia son reinas del Paraguay, aunque aclaró que esta última viajará en calidad de tal, como representante de nuestro país. “No tenemos todavía Miss Paraguay de este año”, expresó.

“Nos dejaron por el suelo”

“A Marithé y a mí nos dejaron por el suelo”, fue la primera opinión de Rosa María Nauman, electa vice reina nacional de belleza el día de la consagración de Marithé Vaucher.

“Para nosotras —siguió— la designación de Leticia Zarza Perrier es toda una novedad, pues ella ni siquiera participó del concurso nacional de belleza. En el caso de que la reina no pueda viajar, está la vice reina.

Después de la vice reina están las princesas. Aquella vez fueron electas princesas Teresa Lichi, de Asunción, Graciela Mersán, de Pedro Juan Caballero, María Luisa Vera, de San Lorenzo. Y Margarita Orrego, de Luque. Sin salir de su asombro, Rosa María repitió: “Es toda una novedad”.

Facebook Commentarios

Leer Anterior

La Virgen Peregrina de Caacupé llegó a Mariano Roque Alonso

Leer Siguiente

Martín Arévalos coquetea con el cartismo

A %d blogueros les gusta esto: