La pandemia agudizó las carencias y postergaciones de los jóvenes en Paraguay, según dirigente

“La mayoría de la juventud paraguaya es sintierra,  está sin trabajo o en condiciones de explotación y no tiene acceso a la educación”, dijo Emiliano González, coordinador nacional de la Juventud Paraguay Pyahura (JPP).

Señaló que la situación de la juventud, que ya era grave en cuanto a muchas postergaciones, sufrimientos y carencias, se agravó aún más a consecuencia de la pandemia del Covid 19, que significó retrocesos en muchos aspectos importantes para el desarrollo juvenil.

Recordó que, según datos publicados, unos 375.000 jóvenes quedaron desocupados e inactivos desde el inicio de la pandemia, afectando profundamente la economía nacional.

“Por eso alzamos nuestras voces a través de la consigna “Tierra, Educación y Trabajo para hacer frente a la crisis, por una patria nueva, y decimos que la reforma agraria es fundamental para que un país se desarrolle”, sostuvo.

Importancia de la tierra para la alimentación de nuestro pueblo

Agregó que esta crisis pandémica evidenció la importancia de la tierra para la alimentación de nuestro pueblo: “hoy vemos que en el campo, a pesar de la pobreza, se sobrevive mucho mejor porque hay cultivos de mandioca, maíz, maní y otros rubros de la chacra ”.

Dijo que con la reforma agraria se dará salida estructural a los problemas más grandes que tiene nuestro país y que, sin embargo, a pesar de ello, la distribución de la tierra no es prioridad para los gobernantes de turno.

“Si hay reforma agraria habrá industrialización, fábricas que generen mano de obra tanto para nuestras y nuestros compatriotas que viven en Paraguay y están desempleados, como para las y los inmigrantes que fueron obligados a ir a buscar oportunidades de sobrevivencia a otros países ” afirmó.

Agregó que con esta pandemia miles de jóvenes quedaron fuera del sistema educativo, agravando un problema que ya existía.

“El Ministerio de Educación implementó la educación virtual sin tener en cuenta la realidad nacional y sin caracterizar a sus estudiantes, que en su mayoría no tienen acceso a celulares de alta gama ni a internet, y la mayoría no tiene computadora. Esa es la realidad de la juventud campesina y trabajadora de las ciudades”, dijo.

“Denunciamos todas estas injusticias que se cometen contra la juventud y decimos que la única herramienta para salvar al pueblo es la organización, construir conciencia política, conciencia de clase para conquistar una patria nueva donde no haya hambrientos, sin tierra, sin educación, sin acceso a sus derechos”, finalizó.

Facebook Commentarios

Leer Anterior

Pensión Alimentaria para Adultos Mayores

Leer Siguiente

EL PARAGUAYO: su hambre y sed por justicia

A %d blogueros les gusta esto: