«El stronismo sigue tan presente en la sociedad paraguaya»

A 31 años de la caída de la dictadura, en Paraguay todavía hay defensores del autoritarismo, y el pensamiento dictatorial sigue presente en la sociedad. Periodistas y analistas, consultados por nuestro medio señalaron que todavía no debatimos suficientemente y en profundidad el tema «Dictadura». La educación es uno de los factores claves donde se puede ver el fracaso, porque no fue arrancado «el chip del pensamiento autoritario».

Fabián Chamorro, historiador.

Al historiador Fabián Chamorro le formulamos la pregunta: ¿ A 31 años el advenimiento de la democracia, hemos analizado suficientemente el tema de la dictadura y hay que dar vuelta a la página, o existen temas pendientes?

  • Definitivamente no se debatió absolutamente nada con respecto al tema de la herencia de la dictadura del Paraguay, y más hoy en día que el presidente de turno (Mario Abdo Benìtez) es hijo de alguien que fue parte de toda esa estructura stronista durante todo el periodo que duró. No están abiertos espacios de debate, no están abiertos espacios de memoria, más allá de los esfuerzos que hace la gente que sufrió en carne propia la dictadura y que tiene por ahí algún museo o archivos, no es un debate público ni general. No podemos dar vuelta a la página. Yo creo que por una generación más vamos a seguir sufriendo esto.

¿Cuáles son esos temas que deben ser todavía analizados?

  • Y todo puede ser estudiado. Desde cuestiones básicas de cómo puede afectar una dictadura a un país, hasta cuestiones muy puntuales como el inicio de la invasión brasileña de lo que es el Este y el Norte del país, Itaipu Binacional, el tema de los Derechos Humanos y los desaparecidos. Hay muchos temas. Los problemas que dejó la dictadura en Paraguay son estructurales. Son de fondo, la educación principalmente. El país fue deteriorándose cultural y educativamente con el paso de la dictadura. Por ejemplo si consideramos los primeros gabinetes de Alfredo Stroessner, la mayoría eran intelectuales de primer orden y cuando termina su mandato termina rodeado de chupamedias, de gente con escasa preparación, que llegó al puesto por ser hurrero. Entonces, el deterioro educativo fue gigantesco, abismal. Después hay una sensación que no es real que siempre se menciona como el tema de la seguridad. Por ejemplo, siempre hubo inseguridad en Paraguay, la cuestión es que se tapaba de otra manera. No se contaba todo lo que se tenía que contar y muchos de los delitos importantes cometidos durante largos periodos fueron encabezados por jerarcas de la dictadura misma, como tráfico de armas, de autos, de drogas, eran dirigidos por personeros relacionados al dictador.

El país fue deteriorándose cultural y educativamente con el paso de la dictadura. Por ejemplo si consideramos los primeros gabinetes de Alfredo Stroessner, la mayoría eran intelectuales de primer orden y cuando termina su mandato termina rodeado de chupamedias, de gente con escasa preparación, que llegó al puesto por ser hurrero.

Fabian Chamorro, historiador.

¿ Existen posibilidades reales de que se pueda hacer un debate social con las cartas sobre la mesa sobre estas cuestiones ?

  • No hay posibilidad de que haya un debate al menos a corto plazo, menos con esta Presidencia (de Mario Abdo Benítez). Por considerar por ejemplo, el año pasado, ya era presidente este muchacho, y no hubo ningún acto recordando por ejemplo la caída de Alfredo Stroessner. En otros países se conmemora solemnemente días importantes como la caída de la dictadura. Por ejemplo en la Argentina es feriado hasta hoy en día la caída de la Junta Militar y la vuelta de la democracia.
Edwin Brítez, periodista

Edwin Brítez, periodista, analista político, autor de varios libros, perseguido también por la dictadura, fue por mucho tiempo jefe de Política de ABC Color, también considera que todavía hay muchas cuestiones pendientes que debatir sobre el tema de la dictadura. Le hicimos la misma pregunta, sobre si hay que dar vuelta a la página y estas fueron sus respuestas:

  • La dictadura dejó muchas cosas, una de ella es la interrupción del poder de mando de una persona y su entorno, el reacomodo de muchos de ellos otra vez a la nueva situación, pero después hay cosas pendientes. Si bien terminó el sistema político qué nos dejó en la cabeza a los paraguayo como mentalidad como cultura y todo eso hay que seguir analizando. Por eso es importante la educación una reforma educativa que implique cambiar la mentalidad de la gente cambiar el chip de una sociedad que vivió agazapada y digamos cuidándose de un sistema político, a un sistema abierto de libertad, que implica muchas cosas sobre todo más compromiso ciudadano.  Se puede ver que la educación no avanzó en ese sentido que se quedó un poco atrasado. 

¿El periodo llamado transición no fue suficiente para debatir todas estas cuestiones y poner todo a punto?

  • La transición fue un taller de reparaciones, que generalmente trabajó con herramientas viejas y con personal no muy calificados y no pudo terminar la tarea y muchas veces no había repuestos y los repuestos venían en cajas cerradas, que no se puede utilizar así como viene y que hay que llevar otra vez a tornería para adaptarle y no somos todavía capaces de crear nuestra propia fábrica de repuestos.  Hay todavía muchas cosas pendientes, desde el punto de vista de las cuestiones morales y éticas, comenzando por eso que es bien complejo, pasando por los principios de la democracia que ichalaipa ñandehegui.  Que querés agarrar un pedazo y se cae otro, agarra ese y se pierde el otro y eso hay que arreglar. 

La transición fue un taller de reparaciones, que generalmente trabajó con herramientas viejas y con personal no muy calificados y no pudo terminar la tarea y muchas veces no había repuestos y los repuestos venían en cajas cerradas, que no se puede utilizar así como viene y que hay que llevar otra vez a tornería para adaptarle y no somos todavía capaces de crear nuestra propia fábrica de repuestos.

Edwin Brítez, periodista.

¿Crees que con la actual élite política se pueden realizar esos ajustes para fortalecer los principios de la democracia?

  • Con esta élite política, justamente es el problema, porque es una élite política retrasada, no es luego atrasada y que se recicla y se renueva para volver a tomar el poder con los mismos criterios viejos de antes para poder darle continuidad al “ancien régimen”. Hay que renovar la élite. Hay que potenciar nuevos valores, recursos humanos y tratar de implantar las nuevas reglas de juego.  Las nuevas reglas de juego gua’u comenzaron el 89, pero ahí si fue el “gatopardismo” cambió algo para que no cambiar nada, en esencia. Muchas cosas cambiaron, pero la esencia de lo que es una democracia todavía es una materia pendiente. 

El periodista Alcibiades González Delvalle, por muchos años perseguido por la dictadura sostiene que luego de 31 año del advenimiento de la democracia es el momento ideal para, como sociedad comenzar a analizar lo que sucedió con la república, para evitar que la historia se vuelva a repetir, ya que todavía hay muchos defensores y promotores de un régimen autoritario.

LEA TAMBIÉN Sepa qué era «La Voz del Coloradismo» y diviértase leyendo sus editoriales

Alcibiades González Delvalle
  • Pienso que es justamente el tiempo ideal para que nos sentemos a reflexionar sobre lo que ha sucedido y porqué ha sucedido, si nosotros no sabemos los porqués, corremos el riesgo de volver a repetir. Creo que ese análisis todavía no se hizo. Cómo es posible que en pleno siglo XX, pueda instalarse una dictadura, el contexto internacional en su momento, si puede ser, pero, cómo encontró arraigo aquí adentro, fue solamente miedo?, fue solamente la corrupción?. Es posiblemente que todo eso juntos haya contribuido, pero hay que analizar esas circunstancias. 

La dictadura no entendía que podía haber opositores. Los stronistas no entendían que lo único que la gente quería era vivir también como ellos. Tener también la misma libertad de hablar que ellos tenían. Yo soñaba con tener la libertad de expresión que tenía Alejandro Cáceres Almada. No solamente podía decir lo que quería, sino que me prohibía a mi poder expresarme.  

Alcibiades González Delvalle, periodista.

Por su parte Ilde Silvero, en su momento director del Semanario Sendero, vocero de la Conferencia Episcopal Paraguaya, y como tal perseguido por la dictadura sostiene que en algunas cosas la dictadura ya es un recuerdo, sobre todo para las nuevas generaciones. Para ellos a veces es solamente una especie de anécdota, o de alguna conferencia que escucharon en un colegio, pero en quienes todavía todavía forman parte de nuestras autoridades nacionales empezando por el presidente de la República y algunos de los más antiguos senadores diputados o ministros, la mentalidad stronista autoritaria todavía persiste. La mentalidad de que son los dueños del poder, de que son los dueños del país y que pueden hacer lo que quieren. El stronismo todavía tiene presencia en la sociedad.  

Summary
Dictadura de Stroessner, 31 años después (2020)
Article Name
Dictadura de Stroessner, 31 años después (2020)
Description
Periodista y historiadores hacen una evaluación de la dictadura de Alfredo Stroessner, a 31 años del golpe del 2 y 3 de febrero que terminó con el régimen stronista
Author
Publisher Name
primerpliego.com.py

Facebook Commentarios

Leer Anterior

Iglesia Católica mantiene silencio sobre despojo al templo de Yaguarón

Leer Siguiente

Sepa qué era «La Voz del Coloradismo» y lea algunos de sus editoriales

A %d blogueros les gusta esto: