CAMPAÑA ELECTORAL DEL PARTIDO COLORADO

Desde el inicio hasta el final de Campaña Electoral “La Voz del Coloradismo” siguió de cerca todas las alternativas de la misma, editorializando no solo el fervor, la mística y el carisma del Candidato electoral del Partido, el General de ejército Don Alfredo Stroessner, sino igualmente reflexionando sobre los brillantes discursos que desde Paraguarí hasta la Plaza “Juan de Salazar” en Asunción pronunció el líder.

El siguiente Editorial resume prácticamente toda la filosofía que caracterizó a “La Voz del Coloradismo” durante la mencionada campaña electoral.

CAMPANA ELECTORAL

El pueblo colorado constituye una mayoría ciudadana paraguaya, disciplinada consciente, democrática y  pacífica cumplidora de sus deberes ante la historia, el presente y el porvenir de la Nación.

Un pueblo sin Líder sería como una nave sin timón o un barco sin capitán. En tal sentido el Partido Colorado, que representa el pensamiento y la voluntad del 90 por ciento del Electorado Nacional, tiene en el General Alfredo Stroessner, el hombre que ha consagrado todas sus energías físicas y espirituales a la causa de nuestra Patria Inmortal.

Y así, en una armoniosa conjunción de sentimientos nacionalistas, con el apoyo Patriótico de las Gloriosas Fuerzas Armadas, se obtiene la unidad ideal de pueblo, Líder y Fuerzas Armadas, trabajando todos por el creciente desarrollo, para afianzar la grandeza y prosperidad del Paraguay eterno.

Dentro de esta realidad Política, surge la verdad incontrastable de un estado de derecho, en cuyo desenvolvimiento espontáneo, se notan pautas que se nos muestran como un conjunto de fenómenos sociales, que ejercen poderoso influjo y tienen intervención directa, en la consagración de una tesis paraguaya, Colorada y profundamente nacionalista: La Revolución Pacífica.

Hombres, mujeres, jóvenes reunidos en un solo haz y con la fuerza del Coloradismo son protagonistas y centinelas a la vez de esta revolución pacífica, que se fundamenta en paz con dignidad y progreso con justicia social.

Por este camino, en las nueve fervorosas concentraciones partidarias del Coloradismo, que precedieron a las elecciones generales del pasado 6 de febrero, el Presidente Stroessner, en todos sus mensajes demostró que el progreso no se consigue solo para un grupo o para un partido, que la paz no se crea y se instaura solo para un sector o parte de la población.

El Líder fue categóricamente amplio en todas sus manifestaciones, destacando permanentemente que las conquistas morales,  que ha logrado el Coloradismo en función de gobierno son para el bienestar de todo el Pueblo Paraguayo, sin distinciones ni discriminaciones odiosas, por lo cual, el mantenimiento y la preservación de las mismas, constituía desafío y deber de la ciudadanía en general.

Nunca, en sus mensajes dirigidos al Pueblo de la república y en especial al pueblo Colorado, el Presidente Stroessner insultó, ofendió ni amenazó a la oposición política del Coloradismo. Por el contrario, en los mimos, el Líder invitó a las minorías a deponer actitudes que riñan con la ley para un trabajo armónico y concordante con la época de Paz que hoy vive la Patria.

Esto es fácil comprobarlo ya que es una verdad tan evidente que nadie ni nada podrá demeritarla.

Recordemos por ello lo que el Líder había manifestado en la concentración realizada en Villarrica, el pasado 15 de enero, ocasión en la que entre otras cosas expresó lo siguiente:

“Así como la mayoría acata la Constitución y las Leyes de la República, también las minorías tienen el deber de ceñir su conducta, a la mismas normas jurídicas. Los Partidos Políticos constituidos de acuerdo con los preceptos legales, gozan de todas las garantías para su Libre desenvolvimiento”.

También, en la concentración realizada el 22 de enero en Encarnación, el Presidente Stroessner reafirmó este diáfano y magnífico pensamiento con estas palabras.

 “No solo proclamamos sino realizamos el bien común. Hemos alcanzado y estamos consolidando el bien común de  todos los habitantes del país. No consumimos nuestro tiempo el el triste cometido del odio y cada jornada que realizamos está jalonada de obras en bien de la Nación”.

Pero aquí no termina la visión nacionalista  de nuestro Líder. El no solo da a su pensamiento un sustentáculo doctrinario, de amplitud pluripartidista y de vocación democrática. El ingresa a estas instituciones instauradas para el bienestar del pueblo, dentro de un sistema de vida al que ha acostumbrado al pueblo y que como dijimos recientemente se fundamenta en el concepto de una vigorosa, auténtica y legítima devolución pacífica. Dijo el Presidente Stroessner también en otra de las concentraciones: 

“El pueblo cree en nuestra palabra y en nuestra conducta. Somos una mayoría cívica, ejemplo de acatamiento a sus decisiones y escuela de una doctrina que conserva intacto el espíritu de la revolución de los comuneros, de los próceres de mayo y de todos los defensores de la integridad moral y territorial del Paraguay”.

Sin embargo, esta convocatoria del Presidente Stroessner a la unidad, a la concordia, al trabajo y al nacionalismo creador, la oposición política no ha respondido, no con un si fecundo y vivencial, sino con infamias, quejas, acusaciones falsas y lamentos, olvidándose ellos, los liberales, los radicales y los febreristas, que no es poniéndose de espaldas a esas realidades  de nuestra época, como conseguirán el verdadero progreso.

No estaría por demás señalar que estas esclorosa actitud negativista de la oposición, que obnubiladamente quiere encerrar al pueblo, en los estrechos corredores de la miseria, la pobreza y la subversión, es la que más ha contribuido a desprestigiar, la validez sincera de sus propias convicciones políticas.

Las piedras que no ruedan crean musgos y porque la oposición no ha rodado, no se ha dinamizado, no se ha plegado a la mística de la época que vivimos, no se ha actualizado y mucho menos organizado. Es que la hiedra, la ha vegetalizado y la inercia la enraizado en la involución.

Estas no son simples palabras. Es suficiente echar una mirada a la estadísticas las últimas cinco elecciones generales y municipales, para tener una visión clara y cierta de lo dicho precedentemente. El pueblo, sistemáticamente ha dejado de lado a quienes se debaten en problemas domésticos, en los que priman las ambiciones sectoriales y grupistas, y no precisamente la preocupación por un interés nacional.

El pueblo mira desdeñosamente a quienes se han anquilosado en riñas intestinas, inútiles y sin beneficio de inventario posible.

Pero las puertas están y seguirán estando siempre abiertas, excepto para los individuos o grupos propiciadores del caos y la anarquía, los sujetos que como dice el Líder, “se hacen instrumentos o cómplices de consignas de odio, violencia, crimen y bandolerismo”.

Tal como lo manifestara el presidente Stroessner:

“La democracia que practicamos se basa en el respeto a la voluntad del pueblo, en el trabajo y en el patriotismo. La democracia no es el derecho a injuriar, a mentir, a sabotear el bien común y atacar a los cimientos de la convivencia”.

“Democracia es acción nacionalista, espíritu constructivo, fuerza creadora y positiva de los buenos ciudadanos”.

Por todo esto y mucho más, el pueblo puso en las manos del artífice de la revolución de la paz, el bien de la república y la causa de la justicia social. Quienes estén dispuestos a sumarse para apoyar este trabajo tienen el camino abierto y las dificultades allanadas, porque de ahora en más, como siempre ha sucedido desde que el líder accedió al palacio de los López, el Paraguay vibra con la mística de un porvenir pletórico de ideales de grandeza nacional.

Mística y fervor en las que todos los colorados marchas a la vanguardia con su ejemplo de patriotismo, de vocación de servicio, de sencillez y lealtad, profundamente inspirados en el ejemplo del presidente Stroessner, y en la herencia de oro del inmortal fundador de nuestro glorioso partido, el General Bernardino Caballero.

(Difundido el 16 de febrero de 1982)

Facebook Commentarios

Leer Anterior

TRIUNFO ELECTORAL DEL COLORADISMO

Leer Siguiente

LA FRUTA PODRIDA ALCIBIADES

A %d blogueros les gusta esto: